Santi-Petri

En este poblado pesquero aun se pueden imaginar sus momentos de apogeo, cuando el trasiego de barcos era constante. Sus casas cerradas, casi derrumbadas, nos recuerdan que había otra mar en Chiclana, dedicada a la pesca. Y no me resulta repetitivo volver a pasar por este sitio, donde siempre encuentro una luz diferente, un detalle, un momento…

Santi-Petri: donde el tiempo se mide en óxido, algunos barcos mueren y muchos otros nacen… 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Aníbal González Pinto / info@anibalfotografo.com /+34 649215985