De bailes y disfraces

Y últimamente parece que solo voy a fiestas, pero es solo fachada. Al final me veo enclaustrado en casa con la única ventana de mi ordenador al mundo. Una radio con la emisora sin cambiar por flojo, aunque tengo mando a distancia, pero es mas la pereza de elegir otra que la de darle a un botón.

 

El revelado, edición o retoque de fotografías, es lo que se lleva mas tiempo, miles de imágenes (y no exagero), pasan ante mis ojos. Desde espectáculos, bodas, o actos públicos, a castañuelas, comida o modelos. Realmente no es tan aburrido.

 

Cuando termino un trabajo, y lo entrego, por Internet gracias al bendito Dropbox a algunos clientes, álbum de boda, o disco con imágenes, respiro y cojo fuerzas para terminar el siguiente. A veces mezclo unos con otros en el tiempo, para no tener monotonía y coger inspiración de colores de unos, a momentos de otros.

 

Cuando veo imagen como esta, rememoro buenos instantes trabajando con cámara en mano, que ahora parezco mas oficinista. Pero mi uniforme es mi pijama, disfrazado de enfermo me toca quedarme en el sofá con el portátil en las piernas, anhelando la calle. Bueno, hoy no que llueve.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0

Aníbal González Pinto / info@anibalfotografo.com /+34 649215985