Cuanto puedo contar

  Las imágenes parecen que lo dicen todo, que hablan, que las mil palabras se quedan cortas. Pero aun siendo fotógrafo, no me gusta tergiversar, dar información por que la fotografía de que pensar. No me gusta montar escenas, no me gusta describir con pies de foto sin preguntar, no me gusta hacerme ideas equivocadas, ni equivocar a los que contemplan mis fotografías.

 

  Ahora que estoy fuera de la prensa de información general, me he dado cuenta de cuanto hemos hecho por nutrir a unas líneas editoriales con las que casi nadie de la profesión comulga. Con el beneplácito del espectador/cliente/lector se regala el oído a quien lo necesita, para que parezca que no se equivocaron a la hora de elegir ideario. Cuando ya tienen cazados a una serie de borregos, los van aleccionando en el bien y el mal sin apenas percatarse de toda la influencia que les llega por unos medios cada vez mas truculentos y superficiales.

 

  En el pie de esta imagen que antepongo al texto, podría haber escrito cualquier cosa, incluso nada, para que la imaginación de cada uno volara. Pero sólo se trata de una coincidencia, una huelga de basuras y un vendedor del mercado de "El Jueves" que le molesta el sol de la mañana.

 

  Hay alguno que tiene la osadía hasta de escribir inventado, algún periodista famoso. Redactan lo que su imaginación les dicta, únicamente con ver y sin molestarse en preguntar. ¡Pero así, cómo dando información!. Lo peor es que yo me miro en lo de antes, y estoy trazando mi perfil; hacía fotografías por lo que me parecía que pasaba o era. Ahora prefiero tener alguna certeza antes que ser estrafalario y pretender solamente las transgresión.

 

  Puedo llevar mi cámara en la mano, pero a veces pienso que apretar el disparador hiere.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Aníbal González Pinto / info@anibalfotografo.com /+34 649215985