Lo cotidiano

 

  Lo cotidiano en mi vida, y como sustento, es hacer fotografías. En realidad me gustan las escenas normales de calle, gente que va y viene. Cada persona en su sitio. Esto lo traslado a los encargos, persiguiendo la imagen personal y de personalidad de cada retratado. Dejo ser.


  Poca gente se molesta en entender esto, a mi me ha costado algunos lustros, y sin embargo me preguntan por la técnica. La fotografía digital ha acercado a muchos a esta profesión, algunos muy buenos, pero otros con tal mediocridad que me asusto.


  Filtros imposibles y pieles sin sensibilidad. Usar el Photoshop hasta borrar cualquier rasgo de humanidad de los rostros. Eso no es retocar. Como referente uso mis ideales, enseño lo que veo y en eso pongo mis límites. No pretendo que me entendáis todos. Me imagino que muchos tienen que hacer en el ordenador lo que no saben con la cámara. 



  Tengo ese gusanillo de levantar la cámara cuando pasa algo delante de mi. Esa parte de la vida callejera, que todos vemos y nadie para a analizar. Con Antonio y El Bandera(foto arriba) pude estar como una hora charlando, y debería volver, por que algunas anécdotas eran de libro. No les faltaba tiempo para ofrecer un cigarrillo. Encima. Gente de mundo y don de gente. Sin salir de esa plaza. 


  No entiendo a todos esos fotógrafos que salen a la caza de instantánea urbana escondidos detrás de su cámara, sin ver mas allá de sus narices. Composiciones sin valor mas que el estético. Perfectamente podrían hacer eso en un estudio sin mojarse y con unos cuantos modelos, alargarían la vida del obturador y espacio en la calle.


  No es mi intención molestar a ninguno que saque su pequeña réflex a comer el sábado, ni a quien le apetezca practicar. Solo es mi punto de vista. Una forma de decir que hace falta empatizar. Para que la fotografía no se banalice como mero relleno de redes.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Aníbal González Pinto / info@anibalfotografo.com /+34 649215985