· 

Cada detalle cuenta

  Cada flor dice mucho, cada gesto y momento, sin necesidad de que te cuenten ya imaginas. Lo mas sencillo, es lo sofisticado. Y sólo con ver un ramo sabes lo que te espera.